¿Debemos comer 5 veces al día?

La teoría de que debemos comer  5 veces al día tiene defensores y detractores. Lo primero que hay que aclarar es que no todos tenemos las mismas necesidades; este hábito puede beneficiar a algunas personas y perjudicar a otras. En este artículo vamos a ver los argumentos a favor y en contra.

A favor:

  • No activación del gen ahorrador

Esta teoría está desarrollada en el libro titulado “El mono obeso” de José Enrique Campillo.  Si comes 5 o más veces al día tus células no pasarán hambre y no se activará el llamado gen ahorrador. Este gen se expresa almacenando reservas de grasa para poder sobrevivir durante épocas de escasez de alimentos.

  • Activación del metabolismo

Cada vez que comemos activamos el metabolismo y gastamos energía  en el proceso digestivo; esto nos ayuda en el control del peso (siempre que el contenido de esas comidas sea saludable y equilibrado).

  • Mejor control de la ingesta en las comidas principales

Si picas algo a media mañana y a media tarde llegarás con menos hambre a las comidas principales, y podrás controlar mejor el tamaño de las raciones y elegir platos más ligeros; te será más fácil pedir ensalada en lugar de patatas fritas.

  • Mejor control de la glucemia

Cuando picamos algo entre las comidas principales es más difícil que tengamos bajones por hipoglucemia.

 

En contra:

  • Potenciamos el envejecimiento celular

El proceso digestivo genera radicales libres. Si comemos 5 o más veces al día estamos generando más radicales libres que si comemos 2 ó 3 veces, eso significa que estamos potenciando el envejecimiento celular.

  • Menos energía para las actividades diarias

La digestión consume mucha energía. Si hacemos 5 o más digestiones cada día dispondremos de menos energía para las actividades diarias.

  • No permitimos la activación del Complejo Motor Migratorio (CMM)

El CMM se pone en marcha de forma automática cuando dejamos descansar al sistema digestivo al menos 3 ó 4 horas entre comidas. Se trata de un sistema de autolimpieza del sistema digestivo que permite eliminar los restos de comida que hayan quedado adheridos en el tubo digestivo e impedir el sobrecrecimiento bacteriano. La activación de este sistema de limpieza es esencial para el correcto funcionamiento de nuestro sistema digestivo y el mantenimiento de nuestra salud.

Conclusión:

En alimentación no debemos generalizar, la dieta y la organización de las comidas deben ser personalizadas, atendiendo a las necesidades y características particulares de cada persona. A nivel práctico el mejor consejo  es que no comas sin hambre. Para decidir cuántas comidas deberías hacer al día no tengas en cuenta sólo los datos y las teorías, escucha a tu sistema digestivo. Si eres de las personas que siempre tienen hambre quizá debas aprender a diferenciar el hambre real del hambre emocional.

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Únete al Club

Club para personas con enfermedades autoinmunes

Entra en tu cuenta

5 ideas de: desayuno, comida y cena antiinflamatoria

Suscríbete a la newsletter y te enviaré como regalo 5 ideas de desayuno comida y cena para poner en práctica hoy mismo la alimentación antiinflamatoria.

¡Enhorabuena!

Ya estás un paso más cerca de mejorar tu calidad de vida. 

¿Quieres más?