«He escrito el libro que me hubiera gustado tener cuando me diagnosticaron»

Hoy hablamos con Ana Alcázar, autora del libro Vida, para conocer su experiencia con la fibromialgia y la artritis reumatoide.

La podéis seguir en su perfil de Instagram @by.anaalcazar.

¿Cómo y cuándo empezaron tus problemas de salud?

Realmente fui consciente de que algo ocurría con 23 años, aunque antes ya había notado algunas señales. Fue un accidente de tráfico el que marcó un antes y un después en mi vida con dolor. A partir de aquel accidente el dolor llegó y se quedó.

¿Fue rápido el diagnóstico?

El diagnóstico certero tardó en llegar más de 10 años, mientras tanto iban descubriendo lesiones o afectaciones localizadas, síntomas… pero no había un diagnóstico de lo que realmente ocurría. Por eso no conseguía avanzar, sino al contrario iban surgiendo más problemas y complicaciones físicas.

¿Siempre te has sentido comprendida y apoyada?

Por mi familia sí, pero es cierto que al ser algo que no siempre se aprecia a simple vista, pues en el trabajo, en relaciones sociales o de ocio, no lo entendían, pero bueno, al final esto me ha llevado a rodearme de personas que verdaderamente merece la pena tener a mi lado.

Al principio me sentaba mal, incluso me enfadaba porque no entendía porque había personas que me juzgaban por estar agotada o por mi dolor sin ni siquiera haber preguntado lo que ocurría. Luego lo entendí, y he de decir que las enfermedades me han enseñado mucho, que los juicios u opiniones ajenos no son sobre mí, sino sobre sus escasos conocimientos y falta de interés, y que sus opiniones son eso suyas y nada tienen que ver conmigo.

¿Qué es lo que más te ha costado desde que te diagnosticaron artritis y fibromialgia?

Aceptarlo, fui dura en este sentido. Mi forma de pensar y mis creencias no me dejaban aceptar que tanto la Fibromialgia como la Artritis habían llegado para quedarse y que debía aprender a vivir con ello. Una vez lo entendí, incluso he crecido como persona y me gusta en quién me he transformado. Creo que lo que me ha ocurrido me ha dado una gran oportunidad de conocerme y descubrir capacidades en mí que antes ni si quiera habría imaginado.

¿Cuáles han sido los cambios en tu estilo de vida?

Totales, ha sido un cambio de vida progresivo y completo, al principio hice algunos cambios en la alimentación, luego comencé a caminar. Poco a poco estos cambios daban resultados y decidí aprender más y así lo hice, incluso he llegado a formarme en nutrición y como entrenadora personal además de en otros campos relacionados con una vida más saludable, para seguir aprendiendo y aplicando esos cambios, que valga la redundancia, me han cambiado la vida. He pasado de tener dificultad para caminar con muletas a caminar sin ellas varios km diarios, montar en bicicleta y hacer ejercicios de fuerza. También he descubierto la importancia de la paz interior, la lectura, el agradecimiento y la visualización son hábitos que incorporados a mi rutina de autocuidado diaria, me han ayudado a hacer posible recuperar mi independencia personal para cosas tan básicas como mi aseo diario o vestirme sola, es decir he recuperado el control de mi vida.

¿Cómo es actualmente tu alimentación?

He experimentado y probado muchas opciones y la que me sienta bien y me funciona ha sido elegir la comida real, eliminar ultraprocesados, evitar azúcares, cereales y harinas refinadas, bebidas carbonatadas… volver al origen, comer más limpio y aprovechar todos los nutrientes y beneficios que los alimentos en su forma más natural me ofrecen. Descubrí también que hay alimentos que tienen propiedades antiinflamatorias y los he incorporado a mi alimentación. También ha sido muy importante ser consciente de que nutrirme es algo más que comer, es cuidar mi vehículo de vida, mi cuerpo, sin ser una prioridad los cánones o estándares de belleza.

¿Qué papel juega la parte emocional?

El papel emocional es increíblemente potente para mí, para poder vivir una vida equilibrada con mis compañeras de vida la Artritis y la Fibromialgia. Una discusión, un disgusto o una preocupación mal gestionadas pueden desencadenar en un brote, por lo que aunque no puedo evitar que me pasen determinadas cosas, sí puedo controlar y está en mí, el dejar que me afecten de una determinada forma. Así que cuando algo llega ahora ya sé la forma de enfocarlo para que me afecte lo menos posible. También he aprendido recursos para esas veces en las que me siento desbordada, o no puedo controlar muy bien mis emociones, volver a recuperar lo antes posible ese equilibrio emocional que necesito para sentirme y estar bien.

¿Qué te animó a escribir tu libro?

Decidí escribir este libro al principio porque me resultaba útil a mí y decidí publicarlo porque compartir mi experiencia, con la Artritis y la Fibromialgia, tal vez le pueda resultar útil a más personas, así, ante esa posibilidad, decidí hacerlo y la verdad es que ahora que ya está hecho me siento muy reconfortada de que así haya sido, porque los mensajes de cariño que me hacéis llegar me confirman que el propósito se está cumpliendo.

He escrito el libro que me hubiera gustado tener cuando me diagnosticaron, incluso antes aún, cuando el dolor apareció en mi cuerpo. Un libro que me hubiera podido servir de confidente, desde el que alguien, a través de su experiencia, me mostrara señales para avanzar en el camino que estaba iniciando.

¿Qué le dirías a una persona que acaba de ser diagnosticada?

Que el mundo no termina aquí, que simplemente cambia, pero como le cambia a otras personas por otros muchos motivos. Cada persona vive una realidad completamente diferente, vive la que le ha tocado vivir, y cada una de esas personas incluidos nosotros debemos, y nos merecemos seguir adelante. Es por esto que creo que es importante tener una visión útil del diagnóstico como punto de inflexión, para replantearnos cómo hemos llegado hasta aquí, aprender sobre lo que nos ocurre y conocernos para así poder avanzar. De este modo el diagnóstico por tanto puede ser el primer paso, el que te impulsa hacia una nueva vida, una vida que te pertenece y de la que puedes y debes recuperar el control.

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Únete al Club

Club para personas con enfermedades autoinmunes

Entra en tu cuenta

5 ideas de: desayuno, comida y cena antiinflamatoria

Suscríbete a la newsletter y te enviaré como regalo 5 ideas de desayuno comida y cena para poner en práctica hoy mismo la alimentación antiinflamatoria.

¡Enhorabuena!

Ya estás un paso más cerca de mejorar tu calidad de vida. 

¿Quieres más?