Las 10 claves para seguir una dieta antiinflamatoria a largo plazo

¿Por qué muchas veces nos cuesta tanto cambiar de hábitos, sobre todo cuando se trata de la alimentación? Esta es mi experiencia con la dieta antiinflamatoria.

Durante estos 3 años he investigado y experimentado mucho sobre el tema de los hábitos, la constancia, el esfuerzo… y al final he encontrado mi propio método para seguir mi dieta antiiflamatoria el 95% de mis días. Y tengo una buena noticia, puedo ayudarte a seguir tu alimentación antiinflamatoria de forma saludable, fácil y sencilla.

¿Cómo llevar una dieta antiinflamatoria a largo plazo en solo 10 pasos?

A continuación voy a enumerar los pasos que me han ayudado:

1. No agobiarse y organizarse

Lo bueno de la dieta antiinflamatoria es que la pueden seguir todas las personas que vivan con nosotros en casa para no tener que cocinar especialmente para nosotras. Con algunas pequeñas modificaciones todos podremos comer lo mismo.

2. Alimentos aptos en despensa y nevera

Organizarse para tener en la despensa y la nevera los alimentos aptos que necesitamos. Al mismo tiempo no tener en casa alimentos que no nos convienen o tener los mínimos posibles para evitar tentaciones.

3. Estar lista para cocinar

Tener claro que no hay forma de seguir una dieta antiinflamatoria sin entrar en una cocina y abrir los fuegos y el horno. Las bases de esta alimentación son los alimentos de origen vegetal en gran parte, proteínas de calidad y todo lo más fresco y de proximidad posible. Si puede ser ecológico mucho mejor.

4. Menú de alimentación antiinflamatoria

Planificar qué vamos a comer durante la semana, para mí, es muy importante, pero sin pasarme, os explico. Yo intento tener 5 de los 7 días de la semana el “menú cerrado”, y dejo dos días libres para la improvisación, comidas fuera de casa, sobras de días anteriores etc. No tienen que ser sábado y domingo estos días, al contrario, prefiero, por ejemplo, que estos días más improvisados no sean seguidos. Es decir, que uno sea un día del fin de semana y otro que sea un día entre semana. De esta forma el cuerpo tiene tiempo de recuperarse si hacemos alguna excepción puntual con algún alimento que no nos va tan bien.

5. Utiliza el menú de alimentación antiinflamatoria del club

¿Siempre comes lo mismo y no te aburres? Tengo la solución, cada semana preparo una propuesta de 5 desayunos, 5 comidas y 5 cenas basadas en la alimentación antiinflamatoria. Es tan fácil como cada semana imprimir el menú antiinflamatorio en pdf que tienes disponible en el club y ponerlo en la nevera o a favorito en las fotos de tu móvil.

6. Haz recetas antiinflamatorias

¿Los dos días que no hay menú cerrado acabas comiendo alguna cosa no apta? Tengo la solución, en el Club vas a encontrar más de 70 recetas aptas clasificadas para que puedas elegir lo que te apetece en cada momento sabiendo que va ser apto sin hacer mil sustituciones en las recetas. Hay recetas dulces ideales para cumpleaños y celebraciones que pueden ser aptas y deliciosas para todas las personas de la mesa.

7. Forma parte de la comunidad

¿Quieres adaptar alguna receta clásica y no sabes por dónde empezar? En el grupo de Telegram te ayudamos y te daremos ideas y sustituciones en un momento. Del mismo modo que si no sabes dónde conseguir algún producto concreto también te guiaremos y asesoraremos. Además, podrás comprarlos con descuentos exclusivos para las personas del club.

8. Batchcooking

Si no tenemos mucho tiempo lo mejor es hacer un poco de batchcooking siempre que se pueda. Al tener el sábado a primera hora de la mañana el menú antiinflamatorio en pdf listo, te puedes organizar para ir a comprar y el domingo por la tarde dejar preparadas algunas cositas que te harán la semana mucho más fácil. Por ejemplo, los domingos por la tarde siempre pongo en el horno boniatos para mi y patatas para Victor. También puedes poner calabacín, zanahoria, calabaza… y los guardas en tuppers de cristal en la nevera. Además, ya sabes que una vez se enfrían los boniatos y las patatas crean almidón resistente ideal para nuestros intestinos. También es un buen momento para hervir arroz, pastas de trigo sarraceno o lentejas rojas. Al mismo tiempo puedes preparar unas galletas saludables o unos flanes para tener postres aptos. También puedes preparar unas galettes o pancakes y guardarlos en la nevera para tener unos desayunos ricos y diferentes. Por último, yo también dejo algunos huevos cocidos en la nevera, me van bien para tener proteína de calidad lista en cualquier momento.

9. Previsión

Revisa la noche anterior el menú antiinflamatorio para ver si tienes que sacar algún alimento del congelador o te puedes dejar hecha alguna preparación mientras haces la cena, para ir más deprisa el siguiente día.

10. Disfruta

Disfruta de tus comidas, come cada semana diferente y sorpréndete a ti y a los tuyos de lo buena que está la comida antiinflamatoria. Intento adaptar todos los menús las estaciones, priorizar el consumo de alimentos de temporada y practicar el mindful eating. Aquí te puedes descargar un menú antiinflamatorio en pdf de ejemplo para que puedas ver de qué hablo.

 

¿Crees que no es posible? Ya somos más de 50 personas en el Club que lo ponemos en práctica cada semana. Cada semana que no estás dentro te estás perdiendo el menú, las recetas, los hábitos, los webinars y sobre todo pertenecer a la primera comunidad de Alimentación Antiinflamatoria para personas con enfermedades autoinmunes.

 

Cada día cuando me voy a dormir estoy contenta de haber creado este club, porque se lo que me hubiera ayudado 20 años atrás a mí y a mis padres. El Club al que me hubiera gustado pertenecer cuando empecé mi cambio de estilo de vida. Quiero unirme ahora.

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Únete al Club

Club para personas con enfermedades autoinmunes

Entra en tu cuenta

5 ideas de: desayuno, comida y cena antiinflamatoria

Suscríbete a la newsletter y te enviaré como regalo 5 ideas de desayuno comida y cena para poner en práctica hoy mismo la alimentación antiinflamatoria.

¡Enhorabuena!

Ya estás un paso más cerca de mejorar tu calidad de vida. 

¿Quieres más?